Por: Antonia Reyes @antoniapajarito

Ilustraciones: Maria Sibylla Merian

 

Antes de que Darwin publicara el Origen de las Especies, que Carlos Linneo sistematizara la taxónomía,  o que Earnst Haeckel acuñara el término ecología… Las grandes historias siempre comienzan con pequeñas anécdotas y en el caso de María Sibylla Merian fueron un par de gusanos de seda que recibió como regalo cuando niña las que despertaron su curiosidad.

Estamos en Frankfurt, 1647. Cuidadosamente guardados en una cajita, nuestra pequeña heroína observaba día a día cómo sus peculiares mascotas comenzaban a generar filamentos, cambiar de color y tamaño hasta finalmente transformarse por completo. La pequeña notó que estos patrones de cambio se repetían en otras variedades de orugas.  Maravillosamente, de todas nacían mariposas! y con cada una su fascinación aumentaba; también su colección de gusanos.

 

Maria Sibylla Merian

A los 28 años María dio forma a los años de investigación y curiosidad en su primera publicación sobre la metamorfosis de los insectos. A sus anotaciones, acompañaban magníficas ilustraciones de las orugas estudiadas en diferentes estadios de desarrollo, representadas en la lámina junto a las especies de flora que les daban hogar y alimento.

Hasta ese entonces poco científicos habían mostrado interés en las especies de los “eslabones bajos”. Era la época en que se creía que los gusanos venían del diablo y se generaban mágicamente desde la mugre y la podredumbre en lo que precariamente se explicaba con la Teoría de la Generación Espontánea. Pero las observaciones de María desafiaban estas creencias mientras su trabajo, ímpetu y curiosidad batallaban las normas sociales establecidas para su género. En este punto de la historia las universidades y casas de estudios pertenecían exclusivamente a los hombres, y a las mujeres se las mantenía curiosamente excluidas de actividades como la pintura al óleo, razón por la cual nuestra ilustradora opta por la témpera y la acuarela.

 

Maria Sibylla Merian

 Varios libros después, sus trabajos y contactos la llevan a conocer al gobernador de Surinam, y gracias a ello comenzar a estudiar la flora y fauna tropical sudamericana hasta lograr concretar junto a su hija la soñada expedición a tan lejana tierra. Su trabajo constituyó uno de los catastros ilustrados más considerables de Flora y Fauna de este país, publicado en 1705 bajo el título Insectos de Surinam.

Afectada por la malaria, la expedición debió terminar antes de tiempo para María, y el final de la historia es algo triste.  A pesar de sus inmensas contribuciones a los campos de la entomología y la Ilustración científica, los reconocimientos a la obra de esta mujer son pocos. La falta de educación formal y por supuesto el hecho de ser mujer la dejaron relegada a la oscuridad por siglos…

 

Sin embargo, no puedo sino asombrarme de la valentía y convicción tras la historia de María Sibylla Merian. No solo estamos hablando de una mujer que desafió las normativas sociales impuestas para su género, sino que además se atrevió a cuestionar los mismos paradigmas de la ciencia y religión! Una de las primeras naturalistas, ilustradora y científica del Siglo XVII… tal relato sólo puede nacer de la combinación ejemplar de sensibilidad y fuerza que hay detrás de cada mujer.

Encuentra aquí los libros ilustrados  de Maria Sibylla Merian

Aprende de ilustración y acuarela naturalista en el Workshop Mariposas: Ilustración & Color

 

Una tarde dedicada a observar e interpretar el detalle de las mariposas. Trabajaremos a partir de especímenes reales, aprendiendo a estructurar un dibujo desde la base, manejo del color con acuarela y mucho dominio del detalle.

Sábado 16 de Junio || 15:00 – 19:00 h.

Más información e inscripciones, escribiendo directamente  a: hello@antoniareyes.com

 

 

 

 

Antonia Reyes
“Con un profundo interés por el mundo natural y el diseño, Antonia Reyes Montealegre trabaja como Ilustradora y Directora de Arte desde Santiago de Chile. Su trabajo se concentra en la ilustración naturalista, inspirada por el riquísimo patrimonio natural y biodiversidad de su país.”

Instagram: @antoniapajarito