2 personas / 1 hora

-1 taza de lentejas 4mm (no hay que remojarlas)
– ½ cebolla
– 1 zanahoria
Р1 cucharada de or̩gano seco
Р1 pu̱ado de hojas de espinaca
– ½ cubito de caldo de carne o verduras (ó 3 tazas de caldo casero)
– 250gr de camarones sin piel
– salsa picante
– ciboulette

Lava bien las lentejas en un colador bajo el chorro de agua fría, traspásalas a una olla chica y agrega 3 tazas de agua. Disuelve el cubito de caldo y mezcla bien. Cuécelas por alrededor de 40 minutos a fuego bajo y con la olla tapada.

Pica fina la cebolla y ralla la zanahoria con la parte fina del rallador. Pica finas también las hojas de espinaca y deja todo a mano.

Calienta un sartén a fuego medio con un chorro de aceite de oliva. Dora la cebolla por unos minutos, hasta que esté blanda, y luego agrega la zanahoria. Echa el orégano, unas pizcas de sal y pimienta, e incorpora bien. Sigue dorando por un par de minutos más, agrega la espinaca y una vez que se ablande apaga el fuego.

Echa todo el sofrito dentro de la olla con las lentejas, revuelve bien y continúa el cocimiento.

Cuando las lentejas estén blanditas apaga el fuego y déjalas reposar con la olla tapada.

Limpia con toalla nova el sartén que usaste y ponlo a calentar a fuego medio. Echa dentro un chorrito de aceite de oliva o una cucharadita de mantequilla.

Pon los camarones uno al lado del otro. Agrega unas pizcas de sal y pimienta, y las gotas necesarias de salsa picante para una noche feliz. Dora los camarones unos 3 minutos por lado y dalos vuelta de a uno, usando unas tenazas. Si sueltan mucha agua, bota ese jugo dentro de la olla con las lentejas y vuelve a echar otro chorrito de aceite de oliva para seguir dorando.

Sirve las lentejas, los camarones y ciboulette picado arriba.

Foto: Santi Sahli

“Hace 5 años empecé a compartir mis propias recetas para el día a día en un blog al que llamé Sansabor, y fue ahí donde confluyó mi profesión con mi amor desbocado por la comida y la bebida”.

www.sansabor.cl