Una de las razones por las que participo como columnista en este blog, es por su misi√≥n de difundir y dar a conocer, para muchos, el panorama cultural de Santiago. Hay personas que no tienen inter√©s por conocer edificios emblem√°ticos con muestras de historia nacional porque prefieren el Arte Contempor√°neo, y otras que se ahorran los ‚ÄúMomas‚ÄĚ del mundo y se identifican m√°s con conocer las ra√≠ces de cada cultura. Bueno, esta Casona representa un complemento de ambas convicciones.

Tiene una historia fascinante que para que no los aburra podemos contarla desgranando su nombre.

‚ÄúApoquindo‚ÄĚ: Cuando Pedro de Valdivia lleg√≥ al valle que bautiz√≥ como Santiago en 1541, convoc√≥ a los caciques Huel√©n-Lara, Vitacura, Tobalaba y Apoquindo para decirles que ven√≠a en nombre del rey de Espa√Īa y que a cambio de obediencia, les entregar√≠a protecci√≥n. Apoquindo, respetado y d√≥cil, fue encomendado a do√Īa In√©s de Su√°rez, y con √©l, las tierras donde hoy est√° emplazada la Casona Santa Rosa de Apoquindo.

‚ÄúSanta Rosa‚ÄĚ: Fue constru√≠da a inicios del siglo XIX y despu√©s de varios propietarios que pasaron por los terrenos, la adquiere el primer Presidente de Chile, Manuel Blanco Encalada en 1826. Viv√≠o 30 a√Īos e incluso muri√≥ entre sus muros. Por remate, la compr√≥ Jos√© Eugenio Guzm√°n Irarr√°zabal qui√©n la transform√≥ en una hacienda productiva de leche y vinos, d√°ndole el actual nombre de Santa Rosa en honor a su se√Īora, do√Īa Rosa Montt, hija del Presidente Manuel Montt.

‚ÄúCasa Museo‚ÄĚ: Donada el 2004 por las hermanas Gandarillas, descencientes directas de los Guzm√°n Montt, a la Municipalidad de Las Condes, la cual en conjunto con el Instituto de Restauraci√≥n de la Universidad de Chile, realizaron la recuperaci√≥n y conservaci√≥n de la casa por los da√Īos sufridos en el terremoto de 1985. Estas labores permitieron que abriera el 2008 a p√ļblico, la cual era un recorrido con muebles y decoraci√≥n de la √©poca mostrando con el lujo que viv√≠a la clase aristocr√°tica en el siglo XIX.

El giro lo tuvo, cuando con el terremoto del 2010 la colecci√≥n y casa fue da√Īada permitiendo que se salvara solo el piso de parqu√© y las l√°mparas de l√°grimas. Posteriormente gracias a uno de los coleccionistas m√°s destacados del pa√≠s, Ricardo Mackellar, don√≥ cerca de 120 obras chilenas en torno al tema ‚ÄúRetrato y Paisaje‚ÄĚ que incluye a destacados artistas como Pedro Lira, Alfredo Valenzuela Puelma, Juan Francisco Gonz√°lez, Pedro Luna, Arturo Gordon, Camilo Mori y Enriqueta Petit, entre otros.

Actualmente uno de sus patios frente a ‚ÄúLa Llaver√≠a‚ÄĚ y Caballerizas de la antigua casona donde hay una muestra permanente del Museo de la Chilenidad, la Municipalidad realiza eventos culturales e institucionales de la comuna.

Y para terminar, lo que m√°s destaco de este lugar, es el incre√≠ble parque abierto al p√ļblico como resultado de los antiguos jard√≠nes mandados a hacer cuando le pertenec√≠a a Manuel Blanco Encalada. Tiene 70 mil m2 con juegos infantiles, paseos y otros, donde se mantiene el cuidado ejemplar de una vegetaci√≥n entre las que destaca la Palma chilena, Araucaria brasilera, Cedro del L√≠bano, Palmera cocus plumosas, entre otros. Qu√© bien le hace a Santiago tener parques y plazas‚Ķ Ojal√° en un futuro sean donados m√°s patios privados para parques p√ļblicos, pues nuestro m2 de verde est√° bastante m√°s bajo de lo que recomienda la OMS (9 m2 versus 2,25 m2 de Santiago) para tener una calidad de vida decente.

*Datos históricos extraídos de la web de Urban Sketchers Chile.

Ilustraciones:  Daniela Monterrosa  @urbansketcherschile @iman_decor

“De profesi√≥n Arquitecta, M√°ster en Dise√Īo y Espacio P√ļblico. Mi gusto por el dibujo comenz√≥ en las aulas de croquis urbano de la carrera de Arquitectura y termin√≥ de confirmarse con mi posterior encuentro con¬†‚ÄúUrban Sketchers‚ÄĚ.

 Todo sobre mi y mi trabajo en www.imancreativos.cl y www.imandecor.com
@iman_decor