1-2 personas /  15 minutos

– 2 ó 3 tajadas de pan de molde
– 1 huevo
– 2 cucharadas de leche
– vainilla
– 3 frutiilas grandes, picadas
Р1 pu̱ado de granola
– miel de palma

En un bowl chico bate el huevo con la leche y un chorrito de vainilla. Si tienes una naranja por ahí, échale un poco de ralladura.

Calienta un sartén grande a fuego medio. Echa una tajada pan en el bowl, sumérgelo y luego dalo vuelta. Trata que se moje bien por ambos lados, y ojalá que la miga absorba la mezcla.

Echa un cubito chico de mantequilla en el sartén, repártela con la espátula cubriendo un área de similar tamaño a la del pan y pon encima la tajada. Mientras se dora, remoja el siguiente pan y al sartén, con un cubito de mantequilla antes. Dora cada uno un par de minutos por lado… al ojo, hasta que queden con un dorado coqueto.

Pon las tajadas en un plato, y reparte encima las frutillas picadas, el granola y unos chorros de miel de palma.

Y buenos días.

“Hace 5 años empecé a compartir mis propias recetas para el día a día en un blog al que llamé Sansabor, y fue ahí donde confluyó mi profesión con mi amor desbocado por la comida y la bebida”.

www.sansabor.cl