Por lo general la sociedad nos acostumbra a predecir hechos, a tener objetivos claros, a rendir en nuestras tareas etc. Eso es cuando estamos en la máquina durante el año, cuando no contamos con mucho tiempo adicional para hacer cosas que se escapen de estos objetivos concretos.

Pero en verano nos podemos dar el lujo de parar, de desviarnos, de perdernos incluso.Es por eso que en esta oportunidad solamente quiero invitarlos a que hagan paradas entre sus viajes de vacaciones.

Cuántas veces pasamos rápido en auto y vemos pasar un lugar que nos atrae y pensar que ganas de parar ahí! Bueno esta es la época que podamos permitirnos esas paraditas.

El conductor, si anda de buenas y es paciente, podrá gozar también. Los niños, los perros, los adultos podemos dejarnos encantar por puestitos de flores o frutas y verduras o artesanías que hay a lo largo de todo Chile. Abastecerse de material fresco y local no solamente nos ayuda a llegar a nuestro destino con algo para aportar a invitados, familia, vecinos o para nuestra propia casa, sino que también con ello colaboramos al productor local que se hace ¨la pega del año¨ muchas de las veces con estas paradas de veraneantes.

Tomar aire, estirar las piernas, tomar, oler, conocer directamente estos productos es tan enriquecedor como lo son las vacaciones mismas ya instalados o de vuelta a tu ciudad, quedamos felices de haber logrado la parada en distracción.

Respecto del mundo verde y floral, es muy atractivo todo lo que pasa en verano, si bien ya el paisaje está más seco que antes, hay variedad de material que podrás recolectar a mano o con la ayuda de tus tijeras o guantes si vas más [email protected]

Ramas, coquitos, hierbas, flores silvestres o secas, incluso piedras, arena, arcilla dependiendo de donde te pille el trayecto.

A veces uno no sabe ni para qué está recogiendo un algo, pero a tu vuelta sin duda encontrarás un lugar o uso para darle.

Si ya estás de ánimo para seguir dándote bienestar recomiendo dar un largo abrazo a un árbol: está comprobado que este gesto da una sensación de paz absoluta.

Y para los que van viajando a dedo, evita la carga sea muy pesada pero no dudes en llevarte algún detalle que durante el año te haga recordar la experiencia de viaje.

Entre pueblitos, en medio de la soledad, al lado de la carretera, Chile a distintas horas del día, se siente diferente, huele a campo, a mar o a cordillera. Conócelo mejor desde este punto de vista, no habrá sido una pérdida de tiempo, muy por el contrario!

Buen viaje a [email protected] y a disfrutar esta última quincena!

¨Al poner en escena un evento o arreglo floral, aportamos estados de ánimos, emociones siempre distintas y generamos atmósferas cálidas hechas a medida¨

www.mesc.cl