2 personas • 45 minutos

– ½ taza de polenta
– 1 zapallo italiano
– 2 tomates
– 1 palta
– ÂĽ paquete de queso de cabra
– hojas de albahaca fresca

Para la polenta, échala muy de a poco «a modo de lluvia» en una olla con 2 tazas de agua a punto de hervir. Echa un poco de sal, pimienta y aceite de oliva. Revuelve por unos 5 a 7 minutos, sin parar, hasta que la mezcla espese. El indicador de cuándo está lista es cuando la estela que deja el paso de la cuchara, se demora en llenarse y se ve el fondo de la olla. Echa la mezcla sobre una tabla y con una espátula, repártela hacia los lados, dejando un círculo de medio cm de espesor. Deja enfriar completamente (entre más fría más sólida se pone).

Por mientras, corta el zapallo italiano en rodajas de 1cm de espesor. Dóralos en un sartén con aceite de oliva y a fuego medio, unos 3 minutos por lado, o hasta que estén dorados. A medida que vayan estando listos traspásalos a un plato con papel absorbente y déjalos enfriar.

Corta el tomate en rodajas y la palta en gajos.

Cuando la polenta esté fría, toma un vaso de unos 6 a 8 cm de diámetro y como si estuvieras haciendo galletas, recorta círculos. Manéjalos con cuidado para que no se desarmen y considera que la parte de abajo va a estar más pegote que la parte de arriba. Cuando saques cada círculo déjalo aparte con la parte de abajo mirando hacia arriba.

Dora los círculos de polenta en un sartén a fuego medio con mantequilla, unos 7 minutos por lado.

Arma cada plato con las rodajas de tomate, las de zapallo italiano, las de polenta y los gajos de palta a un lado. Esparce arriba el queso de cabra desmenuzado con los dedos o rallado grueso, la hojas de albahaca, sal gruesa y pimienta.

Mantel de Lotus Sagrado

“Hace 5 años empecĂ© a compartir mis propias recetas para el dĂ­a a dĂ­a en un blog al que llamĂ© Sansabor, y fue ahĂ­ donde confluyĂł mi profesiĂłn con mi amor desbocado por la comida y la bebida”.

www.sansabor.cl