Si alguna vez anda por Manuel Montt con Eliodoro Y谩帽ez (y tiempo es lo que le sobra) lo invito a comprar un caf茅 en la esquina, y disponerse a dar una vuelta por las lindas casitas bermell贸n,聽 que resaltan como un punto de color en la manzana comprendida junto a las calles General del Canto y Alberto Magno, en Providencia.

corral_oct_02

Construidas en 1928, las 27 casas de fachada continua, mezclan una variedad de estilos arquitect贸nicos como el tudor y el neog贸tico, por nombrar a algunos. Si inicia su recorrido por Alberto Magno, no es dif铆cil imaginar la idea de barrio concebida a principios del siglo XX, donde lo principal era generar comunidad entre los vecinos, a diferencia de la actualidad, en donde la mayor铆a vive encerrada en sus espacios, con escasa o nula relaci贸n.

Una de las caracter铆sticas que m谩s llam贸 mi atenci贸n, es que el frontis supone albergar espaciosas casas de dos pisos, sin embargo, el primer nivel es una vivienda diferente al espacio que se encuentra en la planta alta. As铆, escoja una de las dos puertas contiguas que comparten el mismo p贸rtico, y llegar谩 a una casa con jard铆n, o a otra con una escalera.

corral_oct_03

Sobre sus or铆genes, se dice que los terrenos pertenecieron a un marino ingl茅s llamado Juan William Noon (de ah铆 el nombre de la poblaci贸n), quien posteriormente los cedi贸 a la Orden Dominica. A su vez, la congregaci贸n religiosa encarg贸 la edificaci贸n del actual conjunto habitacional a los arquitectos Ricardo Larra铆n y V铆ctor Jim茅nez, arrend谩ndolo a diferentes personas y familiares de clase media trabajadora.

En 1994, la poblaci贸n William Noon fue declarada Zona T铆pica, tras la organizaci贸n de sus vecinos. Estos, al enterarse por el diario que los dominicos vender铆an los terrenos a un particular 鈥搒eguramente para construir otro gran edificio鈥, unieron fuerzas para impedir que destruyeran sus hogares y su entra帽able vida en comunidad.

En la actualidad, varias de las residencias son utilizadas como locales comerciales, hostales para j贸venes turistas, el infaltable caf茅 de barrio, y por supuesto, viviendas particulares. Sin mayor ostentaci贸n que la riqueza de sus recovecos y la tranquilidad de las peque帽as calles que se erigen como un refugio en el ir y venir de la ciudad.

Fotos: Gianitsa Corral.

Gianitsa Corral
Soy periodista. Pasatiempo que me ha servido para escribir bien y conocer lugares. Estudi茅 teor铆a y cr铆tica de cine s贸lo para apreciar mejor pel铆culas y series. Amo los caf茅s de barrios, adoptarlos como oficina, y que sepan que me gusta el latte. Fotograf铆o casas y edificios antiguos que me topo en el camino, antes de que alguna inmobiliaria los destruya
@Gianitsa
gianitsa.blogspot.com