Y ya se nos va este a√Īo, que incre√≠ble!

Nos vamos preparando para una época de reflexión, de recogimiento, de familia, de celebración en que por lo general nos quedamos en casa con los nuestros. En torno a una rica comida y conversación esperamos calmarnos y compartir tras el frenesí de los regalos y el ajetreo de Diciembre.
Momento ideal también para la manualidad sea para cocinar algo especial o para lucir nuestra casa de manera cálida y acoger a los invitados.

Esta vez les ofrezco un lindo arreglo de verdes y flores que implica dedicación, pero que también es económico y nos introduce a la tan llamada paz como mensaje que recibimos tanto en publicidad durante este mes.
Y ésta en realidad se puede lograr si te tomas un rato de caminata por tu barrio. Camina con ojos abiertos, tijera en mano y recolecta partes que veas en tu andar. Quizá al principio no sepas bien para qué te podrá servir tal o cual ramita pero recomiendo ser instintivos a la hora de fijarte en un material y tan solo tomarlo, verás que ya luego te servirá.

Con un buen montón llegas a tu casa y te dispones a trabajar en un mesón con los materiales necesarios como ves en la foto aquí.

Entonces vas amarrando ramas y flores por montoncitos. No tengas miedo de cortar tallos, tendrás que ir como ¨podando¨ nuevamente las ramas ya cortadas.

Usa alg√ļn adhesivo impermeable y vas sujetando cada porci√≥n a una cuerda que guiar√° tu camino. Recuerda ir combinado tonos y variedades sin abultar demasiado la carga.

Cuando tengas aprox. 1 metro lineal extiende el conjunto para apreciar el peso total y retocas lo necesario, si te falta o te sobra lo puedes evaluar mirando con distancia el conjunto.

Este tipo de guirnalda puede ir afirmada a la pared, o bien reposando sobre una mesa o chimenea, incluso enrollada en la subida escala. También puedes adornar extra con una cinta a tono.

No es necesario agua, solo dejar en lugar fresco y probablemente rociar con gotitas de vez en cuando para que se mantenga, aunque debes saber este tipo de arreglo te durará solamente para la ocasión.

Y listo tomarse un vino para admirar el trabajo que has hecho.

Disfruta de tu merecido a√Īo, te habr√°s dado un gustito con este arreglo y sorprender√°s a tu gente, quiz√° este sea el mejor regalo que les puedas hacer.

Proyecta desde ya esa imagen en tu cabeza para Navidad, quizá el andar de lo que queda del 2015 sea más amable así.

Hasta la próxima!

¨Al poner en escena un evento o arreglo floral, aportamos estados de ánimos, emociones siempre distintas y generamos atmósferas cálidas hechas a medida¨

www.mesc.cl