Por Uri Colodro @ur1992

Fotos: Sebastián González @sebagonzalez_z

Hito: Coca Ruiz @cocaruiz

 

 

 

El escenario de la calle Orrego Luco un viernes por la tarde se compone de oficinistas desabrochándose los puños de sus camisas en una terraza para brindar por el comienzo del fin de semana, una chica en bicicleta con su matt de yoga y, a la vuelta de la esquina, la fila de personas que esperan para entrar al último musical que se estrenó en el Teatro Oriente. En el ajetreo de esta efervescente vida que ofrece el tramo que se extiende entre la avenida Providencia y Andrés Bello, la calle Orrego Luco nos cuenta los inicios de la urbanización de esta zona de Santiago, momento en que reconocidos arquitectos e ingenieros decidieron experimentar con la construcción de edificios de estilo europeo y otros de diseño vanguardista para su época.

 

 

La calle Orrego Luco fue convertida en 2016 en un paseo semi-peatonal, enmarcado en el circuito de la avenida Providencia, sector que actualmente constituye la continuación natural del centro metropolitano de Santiago, y que se caracteriza por concentrar una alta densidad de oficinas corporativas, edificios profesionales, restaurantes, bares, pubs, cafeterías y comercio de todo tipo, el que se presenta a pie de calle o al interior de galerías y “caracoles” que relatan la evolución de los distintos formatos comerciales que se han desarrollado en Chile.

 

 

El valor del patrimonio

Las transformaciones que vivió Providencia en las últimas décadas tuvieron como consecuencia una importante pérdida del patrimonio arquitectónico de la comuna. Sin embargo, y a pesar de no constituir una Zona Típica destinada a la protección, algunos edificios de la calle Orrego Luco han conseguido ser declarados como inmuebles de conservación histórica. Algunos de ellos han sido restaurados, encontrando usos que les han aportado valor más allá de lo meramente estético. Ejemplo de ello es el Hotel Boutique La Rêve, obra del fallecido arquitecto Escipión Munizaga. Sus líneas arquitectónicas francesas y parras vírgenes que lo cubren se roban las miradas, sobre todo durante el otoño, cuando cobran un color rojizo.

 

 

Continuando el recorrido de norte a sur, por la vereda poniente se encuentra el salón de té Villarreal, “un clásico” santiaguino fundado en 1946 y que sigue totalmente vigente no sólo gracias a su oferta gastronómica, sino que por el énfasis que han puesto sus dueños por convertirlo en un espacio de encuentro con el arte. Tal como indica su propio sitio web, el local cuenta con el “rincón de las maravillas”, una selección de frescos de Cuca Burchard, artista chilena fallecida en 1995. Las obras expuestas en el Villarreal constituyen una muestra permanente de su trabajo, sin el objetivo de ofrecerlas para la venta, como ocurre en la mayoría de cafeterías, sino que como una parte medular de la singularidad de este lugar lleno de historia.

 

 

Una última pieza digna de destacar se encuentra en la esquina con la avenida Andrés Bello, al finalizar el recorrido de Orrego Luco. El edificio Costanera es obra de los arquitectos Echeñique, Cruz y Boisier, fue inaugurado en 1975 y representa el Movimiento Moderno en su máximo esplendor. Con una particular geometría, se asienta sobre pilares que brindan una interesante transparencia en su planta baja, la que se expresa como una extensión del espacio público con jardines que se entremezclan con la estructura de concreto, aportando valor a un barrio lleno de singularidades.

 

 

¿Cuándo visitarlo y cómo llegar?

La calle Orrego Luco puede visitarse durante todo el año y en cualquier horario. Es recomendable bajarse en la estación de metro Los Leones (L1 y L6) y caminar por la vereda norte de la avenida Providencia tres cuadras hacia el poniente. También es posible llegar fácilmente en bicicleta, a través de las ciclovías de Andrés Bello o Ricardo Lyon. La calle cuenta con numerosos bicicleteros públicos y gratuitos.

 

Uri Colodro
Geógrafo y Licenciado en Geografía, Pontificia Universidad Católica de Chile. Candidato a M.Sc. en Gobernanza de Riesgos y Recursos, Ruprecht-Karls Universität Heidelberg. Sus mayores áreas de interés corresponden al ámbito de la geografía urbana, social y

Uri Colodro

Geógrafo y máster en ciencias. Especializado en urbanismo, sociedad y cultura. Dedicado a la consultoría, la escritura y la cocina. Admirador de Jane Jacobs y sus paseos por la ciudad.

Mail: jucolodr@uc.cl