Texto: Por Nicol谩s Sanchez / Im谩genes: Cantando Victoria

Hasta hace algunos a帽os, el barrio El Aguilucho era considerado un antiguo sector residencial de envejecidas edificaciones, ajeno a la renovaci贸n de otros barrios de Providencia.聽Buena parte de sus vecinos eran gente de avanzada edad, quienes, no sin dificultades, deb铆an costear la mantenci贸n de grandes y antiguas casonas, la mayor铆a de ellas concentradas en calles como El Aguilucho y Pedro Lautaro Ferrer.

Sin embargo, este situaci贸n ha comenzado a cambiar cuando un grupo de j贸venes emprendedores decidi贸 tomar cartas en el asunto, organiz谩ndose entre s铆 y junto a quienes han vivido ahi desde mucho antes, para revalorizar el barrio, mejorar la calidad de vida de todos聽quienes viven ah铆 y catapultarlo como uno de los destinos urbanos de Santiago a visitar. En poco tiempo, ya han obtenido notorios resultados.

Un resurgimiento prometedor

Ubicado aproximadamente en el cuadrante conformado entre Diego de Almagro, Chile-Espa帽a, Los Leones聽y Hern谩n Cortez, este barrio de clase media se caracteriza por la tranquilidad que emana de sus calles interiores y sus casas de un piso, breve antejard铆n y techos de zinc. Su extensi贸n abarca una docena de manzanas y hasta la d茅cada de los 70鈥檚 perteneci贸 a la comuna de 脩u帽oa.

鈥淧arte del barrio El Aguilucho est谩 conformado por la poblaci贸n San Jos茅, que data de principios del Siglo XX. La poblaci贸n se origina producto del loteo de parte de la propiedad de la congregaci贸n que antes se ubicaba donde ahora est谩 el Campus Oriente de la Universidad Cat贸lica. Las viviendas que ah铆 se construyeron estaban destinadas para las personas que empleaba la congregaci贸n, lo que condiciona que sus habitantes sean antiguos trabajadores del sector鈥, explica Constanza Abusleme Bucarey, arquitecta y asesora urban铆stica de la Municipalidad de Providencia.

Los cambios en la planificaci贸n urbana determinaron el traslado administrativo de El Aguilucho a Providencia, una comuna de elegantes y tradicionales barrios como Pedro de Valdivia, Ricardo Lyon, Suecia y El Bosque, sectores que a partir de los 80鈥檚 experimentaron un auge inmobiliario que no incluy贸 a este sector.

Sin embargo, desde hace unos cinco a帽os atr谩s, el panorama comenz贸 a cambiar. Tiendas de caf茅s, restaurantes y boutiques de dise帽o comenzaron a aparecer paulatinamente en el sector, sum谩ndose a los antiguos locales de restauradores, mueblistas y anticuarios, convirtiendo a este barrio en un interesante circuito gastron贸mico y comercial. Un lugar agradable y con tradici贸n, donde profesionales j贸venes y artistas pueden encontrar 鈥減icadas鈥 y objetos exclusivos.

Este resurgimiento ha venido de la mano de iniciativas que buscan la integraci贸n entre vecinos de distintas generaciones. Una de ellas fue el proyecto 鈥淧lanta banda鈥, que consisti贸 en la plantaci贸n colectiva de 145 mt2 de huerta-jard铆n en algunas veredas del barrio, las que son administradas por los propios vecinos.

Imagen: www.plantabanda.cl

鈥淎ctualmente el barrio concentra una cantidad importante de equipamiento comunal como el Polideportivo y el SAPU, y se han desarrollado varias iniciativas barriales como los huertos urbanos y un plan territorial comunal que implicaba desarrollo de actividades y trabajos con la comunidad, catastro de adulto mayor, entrega de composteras para reciclaje de residuos org谩nicos y la organizaci贸n gremial de los comerciantes para reactivar actividades鈥, eval煤a Constanza Abusleme.

Uno de los art铆fices de la organizaci贸n entre comerciantes ha sido el empresario Rodrigo Castillo, due帽o de la tienda de dise帽o Wengue The Sof谩 Factory, ubicada en la misma calle El Aguilucho. Vecino y locatario del barrio desde 2004, este joven emprendedor se propuso crear un polo de inter茅s tur铆stico en el lugar mediante diversas acciones, como congregar a los locatarios, incentivar la llegada de nuevas tiendas y buscar apoyo municipal.

鈥滱 m铆 en forma particular me toc贸 un tiempo viajar muy seguido a Buenos Aires. Hac铆a mis negocios y luego me dedicaba a caminar, y t煤 ve铆as que en Palermo y donde hubiera microbarrios hab铆a de todo, una pizzer铆a de barrio y al lado una peluquer铆a top, ah铆 como que el tema me empez贸 a hacer click, en el sentido de que aqu铆 est谩n las condiciones,聽 hay espacios, los arriendos todav铆a son pagables鈥, explica.

Este esfuerzo ya est谩 rindiendo frutos. En septiembre de 2015, la Asociaci贸n Gremial Barrio El Aguilucho se reuni贸 oficialmente con las principales autoridades de la comuna. Gracias al respaldo obtenido, el grupo de emprendedores logr贸 ganar dos proyectos con la Facultad de Econom铆a y Negocios de la Universidad de Chile, relativos a asesor铆as de marketing, imagen corporativa y administraci贸n. Tambi茅n est谩 en carpeta una propuesta para postular y obtener fondos de la “Red de Fomento del Estado”, recursos que ya obtuvieron otras agrupaciones con apoyo municipal como la Cooperativa del Vinilo, la Feria Santa Mar铆a, los Libreros de Tajamar, la Estaci贸n Caupolic谩n y el Barrio Galer铆as de Tajamar.

Diego Alonso, terapeuta ocupacional, es due帽o de la cafeter铆a Integrat茅, ubicada en calle El Aguilucho, a pasos de Holanda. El local tiene una variada oferta que incluye jugo natural, ensaladas, men煤 ejecutivo y de la casa, pizza a elecci贸n y kuchen. Recomendados son la lasagna y la torta Bariloche. Integrat茅 es atendido por j贸venes con capacidades diferentes y funciona adem谩s como una boutique de artesan铆as y productos.

鈥淪i t煤 ves, los cojines los hacen los mismos j贸venes que trabajan ac谩 que tienen alg煤n grado de discapacidad principalmente intelectual. Ellos los fabrican por trama (restos de cierres de g茅nero), igual que los bolsitos. Hay individuales, bufandas, pulseras, aros, etc鈥, cuenta Diego Alonso. El joven explica que el entorno del barrio se ajustaba de forma precisa a los requerimientos que necesitaba su proyecto. 鈥淟o que pasa es que este proyecto es bien especial, distinto a lo habitual, es de inclusi贸n socio-laboral para personas en situaci贸n de discapacidad, entonces buscamos un lugar que primero que todo fuera barrio, que no fuera un lugar tan-tan transitado como un mall鈥.

Imagen: Gentileza de聽Caf茅聽Integrate

鈥淭enemos un colegio al frente, hay un consultorio, el SAPU, tenemos un gimnasio que es particular en donde se hacen distintas actividades deportivas y tambi茅n hay un gimnasio municipal, entre Holanda y los Leones, con piscina temperada, gimnasia entretenida pa adultos mayores. Hay mucho movimiento de gente del barrio y de gente que viene de las cercan铆as鈥, explica.

Castillo, por su parte celebra la renovaci贸n de vecinos en el barrio y proyecta que en cinco a帽os m谩s, El Aguilucho ser谩 un barrio distinto al actual. 鈥淐reo que va a llegar m谩s gente a vivir en edificios y departamentos, algo con lo que no tengo absolutamente nada en contra, creo que es buena la renovaci贸n. Veo al barrio con mucho m谩s comercio, abocado a polos gastron贸micos, a polos de dise帽o (鈥) Al final se tiene que formar un c铆rculo virtuoso en torno al sector.聽 Eso tambi茅n trae externalidades para la gente de ac谩, t煤 ves que la plusval铆a de las propiedades va subiendo, mientras la municipalidad va invirtiendo en infraestructura p煤blica, la gente se va sintiendo m谩s segura鈥.

No obstante el auge de los 煤ltimos a帽os, El Aguilucho mantiene un equilibrio entre su perfil tur铆stico y un ambiente tranquilo: su poblaci贸n no supera las seis mil personas y las edificaciones se mantienen bajas. 鈥淟as normas de edificaci贸n en el barrio El Aguilucho variaron en su mayor铆a con la Modificaci贸n N掳2 al Plan Regulador Comunal de Providencia. En ella, se extiende la zona correspondiente a la calle El Aguilucho al resto de la poblaci贸n San Jos茅,聽 con lo que esta 煤ltima queda con edificaci贸n continua de 3 pisos m谩ximo鈥, detalla Abusleme.

La profesional, magister en desarrollo urbano, tambi茅n proyecta de forma optimista el futuro del barrio. 鈥淐onsideramos que el sector de El Aguilucho es un 谩rea que se podr铆a potenciar como eje, por lo que a futuro ser铆a interesante desarrollar alg煤n seccional que abarque sobre todo la calle hom贸nima y el espacio p煤blico que la enfrenta鈥

鈥淓ste es un barrio tranquilo. Es muy amigable para caminarlo, para tener hijos. Si alguien tiene la experiencia la oportunidad de cambiarse pa ac谩 es recomendable completamente, est谩s a siete minutos en micro de Providencia (centro), de Irarr谩zaval est谩s a diez quince minutos caminando鈥, firma Castillo.

Accesos al barrio El Aguilucho: Por Diego de Almagro (norte), Chile-Espa帽a (oriente), Holanda (poniente) y El Aguilucho (sur).

Datos

Educaci贸n
– Colegio Regina Pacis, El Aguilucho 3341.
– Campus Oriente de la PUC
– Jard铆n infantil y sala cuna Timonel, Diego de Almagro 2356

Salud y deportes
– Servicio de Atenci贸n Primaria de Urgencia (SAPU) El Aguilucho, El Aguilucho 3235.
– Centro de Salud el Aguilucho, El Aguilucho 3292.
– Centro deportivo El Aguilucho, Arzobispo Fuenzalida N潞 2615 (al frente, hay una estaci贸n de Bike Santiago).
– Pasco Club (padel, baby f煤tbol, volleyball), El Aguilucho 3308.

Comercio, talleres y gastronom铆a
– Minimarket Ruta Sur Eche帽ique 3590.
– Peluquer铆a Rosas Eche帽ique 3588.
– La picada 谩rabe, Eche帽ique 3707.
– Caf茅 Integra T茅, cafeter铆a boutique, El Aguilucho 3280.
– Roma y Fran, las mejores empanadas y dulces, Renato Zanelli 1355.
– Tienda Wengue The Sof谩 Factory, El Aguilucho 3471.
– Caf茅 Rende B煤, Hernando de Aguirre 3645.
– Taller trabajos en madera, Consejo de Indias 1462.
– Anticuario Eche帽ique, Eche帽ique 3588, Tel. 2698791
– Restor谩n Caminito, carnes a las brasas, El Aguilucho 3555.
– Taller trabajos en totora, El Aguilucho 3236
– Taller de enmarcaciones, Diego de Almagro 2577.
– Vinhilo Boutique Retro, El Aguilucho 3498.
– Taller de tapicer铆a SM, Holanda 2742.
– Taller restauraci贸n de muebles, El Aguilucho 3572.