Por Sogah Ediciones

Fotos: La Casa de Juana

 

 

 

Son lindas, justas, bien emplazadas y muy, muy apetecidas. Son las casas Ley Pereira, una tipología de vivienda que surgió en los años 50 y que aun brilla de vigencia gracias a su gran arquitectura.

Ismael Pereira Lyon es el creador de la ley Nº 9.135, llamada ley Pereira y que funcionó a partir del año 1948 en pleno gobierno del presidente González Videla y hasta comienzos de la década del 60. Esta ley impulsó la construcción de ‘habitaciones económicas’, las que gozaban de exenciones tributarias y que fueron destinadas a sectores de ingresos medios”, relata Pablo Altikes, arquitecto y doctor. Según Altikes este hecho ha sido único hasta el día de hoy.

 

 

Las casas construidas bajo este mandato fueron de dos pisos de 120 a 130 metros cuadrados útiles, con terrenos entre los 100 y 300 metros cuadrados. Con un programa de gran eficiencia se distribuyen en el primer piso en comedor y living separados, cocina, baño y un dormitorio de servicio y un segundo piso con dormitorios y 1 ó 2 baños. “En Santiago la mayoría de estas viviendas y conjuntos  se concentran en las comunas de Las Condes, Providencia, Ñuñoa y Vitacura, pero se construyeron a lo largo de todo Chile”, afirma.

El metraje y la distribución siguen siendo atractivas para familias jóvenes, considerando además que las existentes suelen estar en barrios consolidados. Según Altikes estas casas representan el concepto del buen vivir, con un programa arquitectónico ajustado y cómodo, un espacio para jardín muy apropiado y una relación entre ellas que genera una muy buena calidad de vida de barrio. “Las casas Ley Pereira son casas construidas en albañilería reforzada de gran calidad constructiva, tanto en sus materiales como ejecución, que duran hasta el día de hoy, cosa que no se puede decir de la construcción actual en todo el sentido de la palabra. Casas con espacios bien pensados y proporcionados, bien ubicada en sus comunas, buena calidad de luz y ventilación. Otro aspecto interesante es que son fácilmente distinguibles por su tamaño, forma y lenguaje, dándoles identidad lo que ha hecho que desde un comienzo hasta hoy sean muy demandadas por familias. Un gran ejemplo de una arquitectura correcta y bien pensada para durar en el tiempo”.

 

 

En este sentido Loreto Lyon de la oficina Beals Lyon, coincide y pone acento en el hecho de que son casas simples, compactas y fáciles de ocupar y remodelar. “Con pocos metros tienen bastantes espacios y pocas circulaciones. Sus espacios son neutros, ni muy grandes ni muy chicos y se pueden ocupar de diferentes maneras”, dice Loreto.

 

 

Por ello más allá de su vigencia, están también sus posibilidades y en ese sentido la remodelación de una casa ley Pereira debe considerar ciertos aspectos para ser exitosa, asegura. “En cualquier remodelación siempre buscamos volver al origen de un proyecto, tratar de entender la configuración inicial del arquitecto y desde ahí limpiar y liberar espacios. En específico con las Casas Ley Pereira es importante que no pierdan su forma ni tipología exterior, ya que en su mayoría trabajan como conjunto armónico de un total. En su interior es bueno trabajar con pocos materiales y ojalá originales de la casa, como es el piso de parquet y las ventanas de guillotina, entre otros. Recomiendo también ocupar colores claros en los muros para dar más iluminación y especialidad. Y en caso que su primer piso sea oscuro, ampliar sus ventanas pero preocupando  no cambiar la tipología original de estas”.

Más fotos de casas tipo Ley Pereira puedes ver en éstos links:

 

Sogah Ediciones

Sogah es una casa editorial dedicada a la generación, edición y corrección de textos destinados a publicaciones, papers, comunicados de prensa, web y catálogos, entre otras iniciativas que necesiten de la buena escritura.